La historia de iluminación: Fuego

La historia de la iluminación

Sin luz no llegamos a ningún parte. Nuestras ojos se han adaptado a la presencia de la luz, y el resto de nuestros sentidos dependen de la vista. Por lo tanto, no es una cosa extraña que la gente ya intentaron generar luz en una etapa muy temprana. De esta forma, la gente también podrían usar este elemento intocable y visible después de anochecer. En esta página vamos atrás en el tiempo a ver la historia de la iluminación.

Y de repente había … luz

Según el libro del Génesis en la Biblia, Dios es el inventor de la luz. Primero creó el cielo y la Tierra. Mas, era un lugar oscuro, así que Dios decidió traer la luz a la oscuridad. A Dios le gustó este idea, y luego decidiera de separar la luz y la oscuridad. Científicos piensan diferente sobre este tema, ellos han calculado que el sol ya existe más tiempo que la Tierra. El sol tiene más de 4.600 millones de años, la Tierra ya vino más tarde. Da igual donde te encuentras, y lo que creas pero la luz es simplemente indispensable en nuestras vidas. El luz solar no solo nos proviene de luz, sino también para la producción de la vitamina D. Por lo tanto, por todo eso, debemos mucho a esa bola de fuego nos da a nuestro planeta la luz y el calor.

La historia de la iluminación

La historia de iluminación: Fuego

El descubrimiento de fuego nos cambió mucho y nos ayudó a evolucionar. Por su puesto el fuego ya existía, pero cuando la gente descubieron a hacerlo y controlarlo, surgieron muchos nuevas posibilidades. No se sabe exactamente cuando se dió este cambio pero se sabe que fue entre 1.7 millón y 200.000 años pasado -desgraciadamente el calendario se inventó más tarde pero encontraron pedernales y ceniza para hacer fuego. No solo siendo un fuente de luz, el fuego también se usó para calentar los miembros de la tribu y para cocinar la carne. También sirvió para protección; a los animales no les gustaba el fuego. Así pues, el vida se convirtió más fácil y más seguro y nos dió un empujón para trasladarnos para áreas más fríos.

La historia de la iluminación: Fuego

Lámparas de grasa

La grasa de animales también resultaba muy inflamable, mediante una piedra hueco u otra estructura hueca se metía una mezcla de musgo y grasa con cuál se podría obtener una vela muy primitiva ya 70.000 años pasados. Desde el descubrimiento de aquel vela, no se tardó relativamente mucho en mejorar el proceso y producir velas como las de hoy. El uso de grasa en las lámparas se hizo las lámparas más fácil de transportar y controlable. Hoy en día hay cuentos de gente que se quemaron mientras que estaban durmiendo gracias a la combustión espontánea, pero ya se saben que es es muy probablemente causa a la gente chapuceando con las velas con cigarros.

La historia de la iluminación: Lámparas de aceite 

Nosotros tardaremos hasta 4500 a.C. hasta que inventábamos la lámpara de aceite. A un contenedor añadíamos varios líquidos inflamables, y así se creó una fuente de luz que podría quemar controlable y para un tiempo alargado. Las contenedores podrían estar hecho de roca o arcilla, a veces con manija. El líquido usado podría ser de aceite de nueces o semillas. Las antorchas de jardín, son todavía basado en este diseño. Por lo tanto, es uno de las fuentes de hoy en dia que sobrevivió la modernización. Aunque hay nuevos métodos, la lámpara de aceite conserva cierta atracción. En cuanto a la seguridad, dejan algo que desear.

Velas

Después de haber inventado la lámpara de aceite, se inventó la vela como lo conocemos hoy. Sin embargo, aceite era líquido y por lo tanto era más peligroso que materiales sólidas. Los Romanos empezaron a meter cuerdas en grasas animales y también cera era favorable para este trabajo como vela pero costó más. Las velas más viejas se encontraron en China, hecho de grasa de ballena. En la Edad Media, la fabricación de velas se hizo un trabajo especializado especialmente con las nuevas candelabros. La cera de abejas, ahumaba menos que la grasa animal, así que solía estar usado por las nobles. En el Siglo XVIII, las grasas vegetales producían velas de alta calidad y de bajo precio. Desde entonce se podría medir la intensidad de luz en “Candela”, una unidad estándar de cantidad de luz donde una vela era igual a una Candela.

La historia de la iluminación: Velas

La historia de la iluminación: Bombillas

Tanto como el fuego, la electricidad también aparece en la naturaleza. Tardaría hasta el Siglo XVIII hasta que alguien podría generar electricidad a nivel estable. Especialmente Benjamin Franklin tomó un gran parte en esta rol. En el Siglo XIV, se difundió a más científicos la idea de utilizar electricidad para producir luz. Se experimentaba con varios hilos y encapsulaciones, hasta que Thomas Edison llegó con su producto al mercado con una vida larga y baja precio. Lea más sobre esto en este artículo de blog.

La historia de la iluminación - bombillas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

{"cart_token":"","hash":"","cart_data":""}